zonahogar

Techo desmontable de escayola para aislar térmica y acústicamente

Estamos tan acostumbrados al techo desmontable de escayola de nuestro baño de casa que nunca se nos hubiese ocurrido que se puede instalar en otros lugares con algunas funciones muy interesantes.

Por ejemplo para:

Y es que en estos casos se puede echar mano de un techo desmontable con placas de escayola, que permite instalar en su interior aislantes térmicos o acústicos.

Sigue leyendo y descubre cómo hacerlo de forma sencilla y rápida.

Techo desmontable de escayola en baño de vivienda.

Placas prefabricadas de escayola

El material básico para construir un techo desmontable de escayola son las placas prefabricadas de escayola. Estas placas prefabricadas se fabrican desde hace mucho tiempo, es un material con eficacia probada.

Si quieres ver ejemplos de instalaciones, no tienes más que echar un ojo a cualquier oficina o comercio: ¡lo más probable es que el techo sea desmontable de escayola! También, cómo no, en los baños de las viviendas.

Es por esto que nos puede chocar en un primer momento su uso en otras estancias. Pero es el momento de no estar tan encasillado: ¡podemos hacer en nuestra casa lo que nos apetezca para conseguir mejorar el confort!

Las placas están fabricadas con escayola, que es un producto mineral muy abundante en la naturaleza, a la que se le añade fibras de vidrio para dotarle de mayor resistencia.

Las placas de escayola suelen ser cuadradas o rectangulares, con medidas de 60 cm x 60 cm o de 120 cm x 60 cm.

Podemos modificar el aspecto final de la superficie del techo eligiendo un sistema de borde de placa u otro. Existen 3 tipos de borde de placa:

Además de todo lo anterior, las placas prefabricadas se han renovado mucho y ahora puedes elegirlas con superficies vistas con diseños y figuras de lo más originales. Puedes elegir superficies lisas clásicas o rugosas, con suaves ondulaciones, con finas líneas con formas, terminación semejante al cartón, de inspiración étnica, con flores, semiperforadas,.. En fin, un catálogo enorme donde elegir.

Y por si fuera poco también existen placas fonoabsorbentes, que se basan en perforaciones en las propias placas (que quedan bastante decorativas, por otro lado), que reducen considerablemente el ruido y la reverberación de las estancias donde se instalan.

Placas perforadas fonoabsorbentes para mejora del comportamiento acústico en techo desmontable.

Material aislante térmico y acústico: lanas minerales

El material aislante que proponemos son las mantas minerales aislantes. Estas pueden ser mantas o lanas de vidrio o de roca, como ya vimos en un artículo anterior. Se trata de materiales de construcción que llevan muchísimos años fabricándose con un éxito enorme, debido a las grandes propiedades aislantes que tienen.

La instalación de las mantas debemos hacerlas una vez que hemos instalado las placas prefabricadas. Y hacerlo es sencillísimo: debemos cortar las mantas en tramos de ancho 60 centímetros e ir instalándola por filas de placas.

Deberemos ir poco a poco, encajando bien la manta que estamos colocando con la que ya instalamos previamente. De esta forma no quedarán huecos, por lo que pasaría tanto el calor como el frío o los sonidos.

Lana mineral en rollo.

Instalación. Primero: techo desmontable de escayola. Segundo: aislamiento

Lo primero que deberemos elegir es el espacio que queremos dejar entre el techo antiguo y el nuevo de placas, lo que en el argot técnico se denomina plenum. Un espacio de unos 15 centímetros es suficiente, y de ahí en adelante lo que queramos. Hay que tener en cuenta que si perderemos altura en la habitación en la que hagamos la reforma, por lo que lo más habitual es ir a soluciones mínimas de unos 15 centímetros si no tenemos otras exigencias o necesidades (como poner conductos de aire acondicionado, etc).

Lo siguiente es instalar las placas, que es una operación de lo más sencilla y rápida. Por empresas instaladoras, eso sí. No lo intentemos nosotros mismos a menos que seamos muy manitas. Este tema es importante, ya que debemos conseguir que los perfiles estén bien nivelados para que quede una superficie plana. En caso de que decidamos instalar un sistema de placas prefabricadas con sistema de juntas ocultos es casi imprescindible recurrir a un profesional, pues es bastante más complicado y debe quedar todo perfectamente nivelado.

Seguidamente podemos instalar nosotros mismos el material aislante elegido. Aunque es bastante sencillo instalarlo, lo más habitual por comodidad es que nos lo presupuesten y lo ejecuten la propia empresa que realiza el techo desmontable.

Las lanas minerales debemos recortarlas en rollos de una anchura de 60 centímetros, para poder ir encajándolas en las distintas filas de placas. Deberemos ir poco a poco, encajando bien la manta que estamos colocando con la que ya instalamos previamente. De esta forma no quedarán huecos por lo que pasaría tanto el calor como el frío o los sonidos.

Mejoras conseguidas con un techo desmontable de escayola con aislamiento

La mejora en la habitación/es será más que considerable. Nuestra habitación será más:

Así que ya lo sabes, si pensabas que las techos desmontables de escayola eran una cosa del pasado, o de oficinas o lugares sin encanto, te hemos dado suficientes argumentos para que por lo menos te entre el gusanillo y, quizás investigando un poco más, te decidas a instalar uno en tu casa.

La mejora en confort térmico y acústico lo vale.

Salir de la versión móvil